MammalovesCAT, experiencias en familia

Hace un par o tres de semanas (ya no sé ni en que día vivo), tuvimos la suerte de participar en MammalovesCAT, una iniciativa de Mammaproof y la Agencia Catalana de Turismo donde vivimos en primera persona la experiencia de pasar un finde de tres días en distintos destinos de turismo familiar.

mammalovescat sweetpin

Nosotros fuimos a Vilanova y la Geltrú, el Vendrell y Castelldefels y, aunque en un principio no nos atraía mucho la zona (yo soy de las de “si me voy, me voy lejos”), resultó ser una experiencia súper positiva.

mammalovescat sweetpin

mammalovescat sweetpin

Descubrimos zonas al ladito de casa que no habíamos pisado nunca, disfrutamos de un finde de 4 súper provechoso e hicimos planes de todo tipo y para todas las edades: paseo en velero, entrada al Museo del Ferrocarril, visita al hogar animal la Bassa, el Castillo de Castelldefels e incluso el Museo de Pau Casals.

mammalovescat sweetpin

Desde luego, MammalovesCAT es una inciativa ideal para descubrir lo que más cerquita tenemos. Nosotros lo pasamos pipa (sobretodo Júlia, porque el peque todavía no se entera mucho…) y como el tiempo no nos acompañó demasiado, seguro que repetiremos (lo bueno de tenerlo todo tan cerquita de Barcelona).

Os invito a leer la crónica que publiqué en Mammaproof. En unos días, se publicará una guía PDF con todas las experiencias vividas hasta ahora. Por el momento, podéis leer la de ediciones anteriores. Os dará un montón de ideas de lugares para ir con la tribu, donde comer en familia, donde pasar una noche e incluso rutas por la montaña e actividades de todo tipo. Ideal! 😉

Un saludo.

Recuerdos de… Vietnam

El viaje a Vietnam y Camboya lo recuerdo como uno de los más espectaculares e increíbles que he vivido jamás. Quizás porque fue el más aventurero, el más improvisado y el más exótico que haya disfrutado nunca (aunque creo que también influye en que fue nuestro último gran viaje siendo dos).

“Organizamos” el viaje con un par de meses de antelación. Y digo “organizar” entre comillas porque a pesar de que teníamos muy clara la ruta, nos fuimos al aeropuerto de Barcelona con tres mochilas, dos billetes de ida y vuelta y el hotel de la primera noche. Había oído que era muy fácil hacer un viaje improvisado por Vietnam a pesar de la tan diferente cultura y nuestra idea era vivirlo intensamente, sin prisas pero sin pausas, deteniéndonos donde nos apeteciera y saltándonos la ruta que menos nos atrajera.

Tras un eterno viaje en avión, llegamos a Hanoi, la capital de Vietnam. Recuerdo que cogimos un minibús desde el aeropuerto hasta el hotel y la primera impresión fue bastante caótica: “Dios, donde nos hemos metido!”. Todo eran motos, tráfico, caos…. la gente comiendo en pijama en las aceras de la calle, transportando la comida en condiciones más bien dudosas…. Un espectáculo incierto que no sabíamos definir si nos gustaba o no.

01vietnam

015vietnam

Al día siguiente, hicimos un pequeño crucero de dos días por la bahía de Halong (no sin antes tardar siete horas en recorrer 400 km por caminos de vacas y a una velocidad de vértigo). Una vez allí, la mandíbula hasta el suelo. Estuvimos dos días navegando por la bahía, uno de los espectáculos naturales más preciosos que jamás he visto, sobre todo por su belleza y autenticidad (a pesar de que, en el fondo, era un poco “guirilandia”).

014vietnam

vietnam bahia halong

Tras dejar la Bahía de Halong y sus yunques, volvimos a Hanoi para coger, al día siguiente, un tren de noche para poder llegar a Sapa, la región más al norte de Vietnam, frontera con China. Montañas de vértigo, campos de arroz y las minorías étnicas más ancestrales de Vietnam.

vietnam sapa

05vietnam

De Sapa volvimos a coger un tren de noche hacia Hué (era la única manera de aprovechar el tiempo: viajar mientras dormíamos), ya en el centro del país. Hué fue capital hasta 1945 y es muy conocida por su patrimonio arquitectónico, cuyo Conjunto de Monumentos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993. De Hué me impresionaron sus templos pero quizás el recuerdo más bonito que tengo de esta ciudad fue el paseo por el río, con una barcucha de hojalata, visitando los templos a la orilla del río Perfume para más tarde, al volver, comer en el barco un exquisito menú recién cocinado a pesar de los más que dudosos utensilios de cocina y las condiciones higiénicas un tanto sospechosas.

02vietnam

rio perfume hoian

03vietnamtemplos vietnam

De Hué a Hoi An, el meridiano de nuestro viaje. Allí estuvimos dos o tres días. Recuerdo un calor de mil demonios y cervezas heladas cada media hora. Hoi An es una ciudad pequeña con gran cantidad de turistas atraídos por su artesanía y la creación y confección de trajes a medida mucho más económicos que los precios occidentales. Y por la noche Hoi An se convierte en una fiesta muy especial, con un ambientillo romántico y velas y farolillos en todos los restaurantes de terraza.

hoi an

vietnam-hoi an

vietnam hoi an

Tras reponer fuerzas en sus playas puro paraíso y tras alargar un día más nuestra estancia allí (por las fotos, supongo que sabéis el porqué), nos esperaba Ho Chi Minh, la ciudad más importante del sur de Vietnam y quizás la más occidental. La verdad es que Ho Chi Minh no nos gustó demasiado (viniendo, como digo, del pa-ra-i-so, pocas cosas podían superarlo) y nada más llegar contratamos una visita a los túneles de Cu Chi, túneles construidos durante la guerra del Vietnam por los comunistas vietnamitas, siendo la base de operaciones y escondrijos del Vietcong durante el combate.

cuchi vietnam

Tras la vuelta a Ho Chi Minh, un paseo por la ciudad, visita obligada al museo de la guerra, una cena en un Pizza Hut (mmm! todavía la recuerdo!) y a descansar para el próximo día: el delta del río Mekong, un delta fluvial que nos llevó a Camboya (ya en otro post os hablo de Camboya, que por hoy ya me he enrollado bastante!).

vietnam mekong casas

mekong vietnam

Sin duda, como he dicho al principio, EL VIAJE.

Recuerdos de… Nueva York

panoramica nueva york

nueva york

Unos amigos han estado en Nueva York estas vacaciones, y no sabéis la morriña que me ha entrado al ver sus fotos en Instagram! Nosotros estuvimos hace ya cuatro años, pero la verdad es que lo recuerdo como si fuera ayer. Nueva York es única, una ciudad donde, al pisarla por primera vez, todo te sorprende y a la vez todo te resulta muy familiar.

nueva york

flatiron

estacion central

Una ciudad en la que ves el sol cayendo como rayos entre los rascacielos, el humo salir de las alcantarillas como en la Junga de Cristal y la iglesia de estilo neogótico más grande de América del Norte plantada en medio de la quinta avenida, justo al lado del Rockefeller Center.

nyc

estatua de la libertad

grand central

Sé que es un topicazo, pero creo que de entre todo lo que me alucinó de esta ciudad (que fueron muchas cosas), me quedo con los enormes parques en medio de la ciudad y, como no, con Times Square (pasar una noche de fin de año allí tiene que ser lo más!).

nueva york

Todavía me falta mucho, muchísimo mundo por descubrir pero tengo claro que a Nueva York voy a volver seguro (si puede ser en Navidades, ya sería la repera!).