Último día de mi baja maternal

Hoy es mi último día de mi baja maternal, y la verdad es que hasta la semana pasada pensaba que lo llevaba bien. Repito: hasta la semana pasada. Este lunes ya me levanté con un cosquilleo en la tripa y unas ganas locas de salir a pasear y aprovechar al máximo de mi bebé, que de pronto se ha hecho mayor. Y es que esto de la baja maternal de 16 semanas me parece tan ridículo y patético que no puedo más que cabrearme cada vez que lo pienso.

Hoy parece que el tiempo está igual de depre que yo y en mi último día “juntos”, nos hemos quedado en casa. Él durmiendo y yo mirándolo… No puedo dejar de hacerlo. De hecho, al llegar a casa no lo he puesto ni en su cuna. Lo he dejado en el carro a mi lado para no perder ni un segundo sin él.

Mañana toca volver a ponerse el reloj, volver a correr para no llegar tarde a los sitios, y volver a estresarme, lo sé. Pero si una cosa he aprendido en este tiempo, es a aprovechar al máximo el tiempo que paso con mis hiijos. Parece un tópico, pero no es más que una realidad: hasta hace unos meses pensaba que disfrutaba mucho con mi hija la mayor, pero en esta última baja maternal me he dado cuenta de que no le dedicaba el tiempo suficiente. Está claro que el pequeñajo es el que más me necesita y me ha necesitado este tiempo, por supuesto. Pero lo cierto es que la relación con mi hija mayor ha cambiado, y mucho. Aunque me parezca triste y difícil de reconocer, estos últimos meses he aprendido a jugar con ella sin la presión de llegar tarde a los sitios, he aprendido a escuchar sus reflexiones sin estar más pendiente de que se vista o se peine, he aprendido a tardar 30 min en llegar a un sitio al que podría llegar en 10, he aprendido a responder veinte “porqués” encadenados sin perder la paciencia, he aprendido a ronronear con ella en la cama y a reírnos sin parar solamente con mirarnos, he aprendido a jugar y jugar sin estar pensando en la brigada de limpieza que necesitaría para recoger todo el desastre… Y es que aunque no hace falta ser un lumbreras para saber que los niños necesitan tiempo, sí que es verdad que, como dice un anuncio de coches “cuando trabajes, trabaja; y cuando juegues, juega”.

Un saludo.

 

Pd: que conste que me apetece, y MUCHO, volver a trabajar, volver a estar activa laboralmente, volver a tener vida social y volver a la rutina. Almenos, a día de hoy.

 

Los primeros días de tu bebé

bebeCuando nació mi primera hija, recuerdo horas y horas mirándola mientras dormía, con una sonrisa permanente y una felicidad máxima indescriptible. Creo que las que sois mamis sabéis a lo que me refiero.

Al nacer mi segundo peque, ya la cosa explota de felicidad. Tienes todo lo que habías soñado: una familia increíble, una hija mayor que te la comerías a besos (aunque a veces te preguntas “porqué no te la has comido antes”) y un bebé precioso, el mejor bebé que podrías haber tenido y al que quieres con locura (aunque estando embarazada te planteabas seriamente si podrías quererlo tanto como quieres a tu primer hijo).

Lo miro y todavía no me lo creo. Es mío!!! Un bebito dulce y amoroso que se deja hacer de todo, la cosa más buena y cariñosa que solamente con mirarlo ya me sonríe, el hermano manejable y sobable que cualquier hermana de tres años querría tener… en fin, qué os voy a contar. Soy tan feliz!

bebe

Y una de las cosas que más gracia me ha hecho ha sido el volver a pasar por lo mismo que la primera vez. Aquellos pequeños detalles que habías olvidado los primeros días de tu bebé, quizás porque no son tan vitales como verlos crecer, pero que ahora que los revivo de nuevo me parecen súper tiernos, graciosos y entrañables al mismo tiempo:

– me encanta cuando duerme con las manos bien cerradas, como si escondiera su mejor tesoro, aunque al abrirlas descubras pelos de mamá, borlas del dou-dou o cualquier cosa, más bien asquerosa, que te puedas imaginar.

– se me para el corazón cada vez que lo veo dormir y no me vuelve a latir hasta que compruebo, poniendo mi mano en su pecho, que sigue respirando y durmiendo tan plácidamente (he de confesar que sigo haciéndolo con mi hija mayor).

– me parto de risa cuando ves como se duermen y, en cuestión de segundos, ponen sus ojos en blanco, incapaces de mantener los párpados abiertos (aunque también tienen el don de despertarse en cuestión de segundos, cuando creías que podrías disfrutar de una siesta de sofá y manta de campeonato).

– me paso el día frota que te fortarás limpiando nuestras camisetas. Que alguien ponga de moda las hombreras por fuera de la camiseta, por favor! Tengo ronchas blancas en todooooo mi vestuario.

– madre mía que drama cuando se les cae el chupete!!! ¿Algún inventor en la sala que cree un sistema de gomas elásticas para sujetar el chupete por las orejas? (cada vez que lo pienso me parece más cruel, lo sé, pero no me digáis que no lo habías pensado nunca).

– me parto de risa cada vez que le pongo una camiseta/ body que se le ha hecho pequeña en minutos. Hacen mucha gracia, enchovaditos como en un mallot de ballet… Cada vez que me ocurre esto, me digo: “vale, esto ya le va pequeño. Pero con lo que me ha costado ponérselo, hoy ya se lo dejo puesto” (y, ciencia pura: va y justo ese día te encuentras por la calle a alguien conocido…).

bebe

Y así un montón de cosas más. La verdad es que el primer año de vida cambian mechados y yo creo que como mamis no estamos preparadas para ver crecer tan rápido a nuestros peques. Y a ti, ¿qué más cositas te hacen gracia de los primeros días de tu bebé?

Hasta pronto!

Anunciar un embarazo

Hace días que no estamos muy activos en el blog. El motivo principal: mi salud durante el embarazo (sí, sí, otro churumbele en casa!). El caso es que he estado pachuchilla  y lo que menos me apetecía era coger un ordenador, la verdad. Ahora ya un poco más recuperada y viendo la luz al final del túnel (o la oscuridad total, según se mire) quería hablaros de las originales maneras de anunciar un embarazo.

Y es que un embarzo es una de las cosas más alucinantes que pueden ocurrir a una pareja así que, ¿qué mejor forma de decírselo al mundo que hacerlo de forma original?

anunciar embarazoImgur

anunciar embarazoPintando una mamá

anunciar embarazo4Ronnie Arias

anunciar embarazoEs la moda

anunciar embarazoLaura Gordillo

Y como no podía ser menos, esta fue nuestra manera de anunciar nuestro segundo embarazo a todos nuestros amigos y familiares:

anunciar un embarazo

¿Qué os parecen? ¿Habéis anunciado vuestro embarazo de forma original? ¡Queremos verlo!

Mini looks para días de lluvia

Pues sí, definitivamente, el frío ya está aquí! Y, aunque hemos tenido tiempo y tiempo para hacernos a la idea, nos ha pillado desprevenidos…

Así que ya nos veis estos días corre que te corre a buscar botas de agua, chubasquero, paraguas y ropa de abrigo para la peque, no vaya a ser que vuelva a caer el chaparrón de hace unos días!

ropa lluvia niños

1. Gorro y guantes de Zara 2. Chubasquero de Petit Bateau 3. Paraguas de Tiger 4. Botas de agua de Aigle

¿Qué os parece nuestra mini selección de ropa de lluvia para niños?